Mujeres y niñas en la ciencia

Hace solo tres años la Asamblea General de la ONU proclamó el 11 de febrero como el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia. Una fecha clave, pero que en nuestro país recibe escaso interés.

Dr. Iván Suazo Galdames. Vicerrector de Investigación y Postgrado Universidad Autónoma de Chile

Pese a los esfuerzos del Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género y de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) por disminuir los estereotipos y fortalecer la participación femenina, se está desperdiciando un día clave en el que podríamos dialogar sobre empoderamiento, roles sociales y perfeccionamiento de las niñas y futuras profesionales.

¿Por qué sumar a la inestabilidad contractual una brecha salarial que deja en desventaja a nuestras investigadoras? ¿Por qué exigimos mayor integración laboral, pero no permitimos que existan más mujeres en altos cargos directivos?

¿Por qué elegir entre realizar un posgrado en el extranjero o ejercer el legítimo derecho de la maternidad? ¿Por qué sumar a la inestabilidad contractual una brecha salarial que deja en desventaja a nuestras investigadoras? ¿Por qué exigimos mayor integración laboral, pero no permitimos que existan más mujeres en altos cargos directivos?

A partir del 11 de febrero que acaba de pasar, no solo debemos recordar que la ciencia e igualdad de género son vitales para alcanzar los objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, sino que debemos convencer a nuestras hijas, hermanas, nietas y sobrinas que realizar ciencia en Chile sí es posible, pero que tiene un mejor futuro con instituciones que se atrevan a discutir estos temas y trabajar en soluciones.

Columna publicada enLa Tercera

Menú
X