Día mundial del agua

La mega sequía, los conflictos hídricos o el aumento de delitos en temas de captura de agua son reflejo de la disminución física de un recurso, en contraposición al incremento en su demanda en términos de actividades humanas de consumo directo. En el escenario actual, las proyecciones climáticas exacerban aún más las condiciones, poniendo en riesgo incluso los servicios de abastecimiento urbano. ¿Qué podemos hacer al respecto?

Publicado : 23 Marzo de 2021 

Dr. Lorenzo Reyes-Bozo Director de Ingeniería Civil Química, Universidad Autónoma de Chile

Poner los acentos en lo negativo, nos desviará de centrarnos en la búsqueda de soluciones estructurales, sustentadas en ciencia y tecnología, que permitan hacer un uso eficiente del recurso hídrico. Existen brechas que debemos cubrir para reducir vulnerabilidades que requieren de transferencia y de desarrollos tecnológicos. Por ejemplo, a nivel de la industria inmobiliaria, la incorporación de tecnologías de energía solar y eólica que permiten la independencia eléctrica y térmica de los hogares, hoy se complementan con tecnologías que favorecen la reutilización de aguas grises para el riego o incluso para pequeños cultivos autónomos. En Europa y Asia, se han concretado desarrollos urbanos -villas y ciudades- en donde cada unidad habitacional tiende a la independencia energética e hídrica.
 
Ha llegado la hora de invertir en soluciones tecnológicas que consideren el reuso y la búsqueda de nuevas fuentes, así como, cambiar los sistemas productivos de la forma cómo lo estamos haciendo hoy. Es hora de una revolución tecnológica que transite hacia una nueva etapa donde la transformación digital de los procesos sea la base de nuevos tipos de trabajo de mayor valor agregado, apoyado en las nuevas generaciones de una sociedad altamente educada.
 
Menú
X