Desarrollo socioafectivo en el acogimiento familiar

El acogimiento representa dentro del contexto de medidas de protección una alternativa única de cuidado, ya que promueve en un entorno familiar evaluado por profesionales especializados como idóneo, el desarrollo de relaciones continuas, cercanas y centradas en el niño o niña, que favorecerán su proceso de recuperación.

Dra. María Isabel Zavala. Docente de la Carrera de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Chile

Estos aspectos se tornan fundamentales, cuando consideramos que las primeras experiencias en la vida de los niños y niñas han estado caracterizadas por pautas de vinculación poco estimulantes y sensibles a sus necesidades por parte de sus principales figuras de cuidado, que han sido generalmente sus padres.  
 
En este ámbito es relevante destacar desde una aproximación crítica que estas situaciones presentan un importante nivel de complejidad al momento de valorarlas, porque la propia historia de vida de los padres ha estado caracterizada por el desarrollo en un contexto social que da cuenta de amplias desigualdades y falta de garantías de derechos que dificultan su proceso de recuperación en especial referente a su rol de cuidado parental.  
 
No obstante, ante este panorama, la familia de acogida puede representar una oportunidad para la recuperación emocional de los niños y niñas, convirtiéndose las y los acogedores en nuevas figuras de apego.  
 
Al respecto, en el país se han generado interesantes aportes que reflejan un panorama mixto en la temática. Por una parte, en el lado más favorable es posible evidenciar que luego de transcurrido un tiempo residiendo en el acogimiento, algo más del 40% de los niños (as) presentan representaciones de apego con un mayor patrón de seguridad, mientras que, del grupo restante, algo más del 40% muestra patrones de inseguridad y, un porcentaje menor, aunque igualmente importante por sus implicancias, de apego desorganizado (García-Quiroga y Hamilton-Giachritsis, 2017; García-Quiroga, Hamilton-Giachritsis e Ibáñez, 2017).  
 
Entonces, ¿Qué significado cobra el desarrollo socioafectivo en el acogimiento familiar? Representa para el niño o niña entrar en un mundo nuevo de relaciones sociales donde el desarrollo socioemocional estará profundamente relacionado con la calidad de las interacciones, la estimulación y el tipo de vinculación que se genere con los niños y niñas en acogimiento.  
 
En esta línea, Zavala (2010) señala que en Chile no es posible hablar de sólo un tipo de acogimiento, más bien, es posible dar cuenta de diversas realidades sociales y que se evidencian claramente de acuerdo con las dos modalidades existentes actualmente que corresponden a la familia de acogida externa (sin parentesco) y extensa (con parentesco).  
 
Al respecto, la familia de acogida externa, en especial, en los últimos años, evidencia un mayor nivel socioeconómico y educativo, así como mejores competencias para ejercer el cuidado de los niños y niñas, aunque al mismo tiempo, estos acogedores perciben mayores dificultades en estos (as).  
 
Mientras que el panorama de la familia de acogida extensa da cuenta de una mayor vulnerabilidad socioeconómica, considerando además que aproximadamente el 70% de los acogedores, son las abuelas y abuelos de los niños en acogimiento, al mismo tiempo, muestran menos recursos personales y redes de apoyo social, para realizar un cuidado más idóneo.  
 
Este contexto, desde un planteamiento ético y de lo que se espera de una sociedad democrática que apunta a alcanzar la justicia, igualdad y equidad social plantea el imperativo de continuar mejorando la política social que garantice en mayor medida que las familias de acogida en Chile puedan cumplir con su rol de cuidado encomendado desde el Estado.  
 
Es fundamental generar investigación situada y que amplíe los conocimientos existentes que den cuenta de cómo están los niños y niñas en acogimiento familiar a partir de su desarrollo socioafectivo y la relación con el funcionamiento familiar y la calidad de la relación y estimulación, relevante para avanzar hacia la mejora de los estándares de calidad en esta materia.
Menú
X