“Me importa más el compromiso social del científico”

Invitado a la sesión “Bio-Innovación” de la VII edición del Congreso Futuro, el evento científico más importante del año y que se llevó a cabo en enero de 2018 en distintas ciudades de Chile, el doctor en Bioquímica, Alberto Kornblihtt, presentó las repercusiones sociales de su investigación sobre la regulación del splicing alternativo de los genes.

para la web.jpg
Dra. Marcela Gatica, directora cientifica del Centro de Comunicación de las Ciencias de la Universidad Autónoma de Chile, y Nadia Politis, periodista de la misma organización, junto al investigador argentino Alberto Kornblihtt.
  
Isidora Sesnic

Reportaje:
Isidora Sesnic

6 de junio 2018

A pesar de que hoy dirige el prestigioso instituto de Fisiología, Biología Molecular y Neurociencias de Buenos Aires (IFIBYNE) y que, cuenta, tiene muchas tareas burocráticas que realizar, el investigador argentino Alberto Kornblihtt aún se da tiempo para meterse en la “cocina” del laboratorio: “Yo sigo mirando los experimentos y discutiéndolos con mis discípulos muy de cerca. Yo quiero ver los datos crudos cuando salen y participar de la interpretación con ellos”.

Y si bien, desde que se inició en la ciencia, en la década de los 70, la tecnología ha avanzado a pasos agigantados afectando a todas las áreas de desarrollo humano, Kornblihtt señala: “Yo trabajaba antes que se inventara la reacción en cadena de la polimerasa que, hoy en día, es la técnica más utilizada en un laboratorio que trabaja en expresión genética. A mí me parece un avance muy importante pero no me parece que eso haya cambiado la manera en que se aborda, con rigor, las preguntas en biología. O sea, es una herramienta muy poderosa, pero si tú no tienes las preguntas adecuadas detrás, no sirve para nada”.

“A mí me parece un avance muy importante [la PCR o Reacción en Cadena de la Polimerasa] pero no me parece que eso haya cambiado la manera en que se aborda, con rigor, las preguntas en biología. O sea, es una herramienta muy poderosa, pero si tú no tienes las preguntas adecuadas detrás, no sirve para nada”

¿Cuáles son los desafíos de la biología molecular hoy?

Yo creo que la revolución de la medicina ya existe y va a ser cada vez más. Cada vez va a haber más herramientas y más criterios para convertir algunas enfermedades agudas en crónicas y otras erradicarlas. Pero, por ejemplo, el cáncer nunca lo vamos a erradicar porque el cáncer es inherente a la existencia de las células. Toda célula muta y si la mutación le permite dejar más descendientes, es decir, proliferar más, eso es selección natural. Lo que va a ocurrir es un diagnóstico cada vez más temprano y la posibilidad de cura pero no la erradicación de esa enfermedad porque esa enfermedad es una de las características inherentes a la existencia de la duplicación de un DNA y de la división celular.

“El cáncer nunca lo vamos a erradicar porque el cáncer es inherente a la existencia de las células. Toda célula muta y si la mutación le deja dejar más descendientes, es decir, proliferar más, eso es selección natural”.

En relación a la investigación y fomento de las ciencias ¿Cómo se sitúan los países de Latinoamérica?

Yo diría que Chile, Argentina, Uruguay y Brasil, junto con México, somos la periferia respecto del hemisferio norte pero no la periferia imposible, somos una periferia posible. Posible porque en nuestros países hay buena formación y, de parte de los investigadores, todavía hay una mística en la juventud que hace ciencias, como que es algo que hace vale la pena hacer. Eso no siempre pasa en los países del hemisferio norte. Ellos son muy exitosos pero a la juventud no le interesa tanto la pasión por la ciencia, lo hacen como una salida laboral.

Y en este contexto ¿qué papel juega o debe ejercer el investigador?
A mí me importa más el compromiso social del científico que la importancia social del tema que investiga. No siempre lo que uno investiga está relacionado con algo aplicado. O sea, si uno solo tuviera que investigar directamente aquello que tiene importancia social, no habría investigadores porque uno tiene que investigar lo que no se conoce, lo que no se sabe. Creo que el compromiso del científico es defender la ciencia pero a su vez trasladar a la sociedad el conocimiento y el pensamiento crítico que te da la posibilidad de ejercer ciencia.

 

“A mí me importa más el compromiso social del científico que la importancia social del tema que investiga”

Sobre esto ¿cuál podría ser su compromiso social?
Yo, en mi larga historia con el splicing alternativo, siempre trabajé en cosas básicas y nunca en una enfermedad, pero hace tres años vinieron a verme los padres de los chicos enfermos de atrofia muscular espinal (FAME, Familias de Atrofia Muscular Espinal Argentinas) y me plantearon la idea de trabajar con la AME. Aunque al comienzo estuve reticente, gracias a los estudios que en Uruguay ya estaba realizando Adrián Krainer, vinculados a la epigenética de esta enfermedad, accedimos a probar y ahora tenemos, en conjunto, una línea de trabajo con la idea de poder mejorar la terapia.

¿Cómo corrige Spinraza el defecto del ARN en AME? Créditos: Youreka Sciencie

En Profundidad...
Detalles sobre el splicing alternativo


Alberto Kornblihtt es reconocido mundialmente por sus contribuciones al estudio de modificaciones post-transcripcionales del material genético, como el splicing alternativo.

Alberto, ¿cómo se ha desarrollado, en el tiempo, el foco de su investigación?

Desde que, en 1997, nos preguntamos qué pasaría si uno le cambia el promotor a un gen por otro y descubrimos que sí se afecta el splicing alternativo, esto nos permitió entender que el splicing alternativo y el fenómeno de transcripción están acoplados. Esto quiere decir que, ya sea la velocidad de la transcripción, de la enzima que transcribe -que es la RNA polimerasa 2-, o factores que se van pegando al ARN que nace, regulan el splicing alternativo. Ahí entendimos que una de las cosas que puede controlar la velocidad de la transcripción (de la elongación) es el estado de la cromatina, si está más compacta o más laxa. A su vez, eso está determinado por modificaciones post traduccionales de las histonas, lo que se conoce como “marcas de histonas” o “marcas epigenéticas”.

 

Isidora Sesnic
Por Isidora Sesnic
Universidad Autónoma de Chile

6 de junio 2018

Relacionadas