Obesidad infantil: legislando con ciencia


  
Prof. Dr. Iván Suazo Galdames

24 de junio 2019

Recientes estudios demuestran que muchos de los niños menores con sobrepeso consumen la misma cantidad de calorías que los niños “normales” ¿Dónde está la diferencia entonces? La obesidad es un incorrecto balance entre aporte y gasto energético. Tan importante como la alimentación, lo es el ejercicio. La decisión de dejar como optativa la asignatura de Educación Física en tercero y cuarto medio contradice el conocimiento que la ciencia nos aporta en cuanto a cómo prevenir lo que hoy ya es una pandemia mundial.

El Consejo Nacional de Educación está preocupado en mejorar el rendimiento, pero obvia muchos trabajos científicos que han demostrado la relación entre actividad física y mejoras académicas. Más actividad perfecciona las estructuras cerebrales, aumenta la salud ósea, incluso afecta el sueño, fundamental en esa etapa del aprendizaje.

El Dr. Vicente Martínez, investigador español con más de 190 papers en el tema, comentó esta semana en una conferencia en nuestra Universidad que incluso pequeñas pausas durante clase para hacer ejercicios cardiometabólicos, ya demuestran ser beneficiosas. Él y otros investigadores están comprometidos en buscar el conocimiento necesario para, desde la ciencia, encontrar evidencia para contrarrestar la obesidad infantil. En su charla señaló que la mejor forma de prevenir es ayudar a los niños a tomar buenas decisiones, prevengamos nosotros también. Hacemos un llamado a nuestras autoridades a tomar decisiones basados en ciencia.

Él y otros investigadores están comprometidos en buscar el conocimiento necesario para, desde la ciencia, encontrar evidencia para contrarrestar la obesidad infantil.

Prof. Dr. Iván Suazo Galdames


Columna publicada enDiario El Heraldo