¿Cómo hacer de Valparaíso una experiencia más satisfactoria para los turistas?

Publicado : 26 Marzo de 2021 

Nuevo estudio revela que el modo de transporte utilizado para visitar la ciudad patrimonio de la humanidad influye en la satisfacción experimentada por los turistas, planteando una oportunidad de mejora para la gestión turística.

La ciudad de Valparaíso, fundada en 1536 por el español Diego de Almagro, es una bahía rodeada por una cordillera, formando un anfiteatro hacia el Pacífico. Fue una de las ciudades con mayor actividad económica del país, y su puerto fue la principal infraestructura de desarrollo económico de Chile. Sin embargo, a partir de la primera mitad del siglo XX la ciudad fue perdiendo su dinámica emprendedora hasta el estancamiento económico en la década del 60, junto con un deterioro urbano progresivo.

En 1997 y con el objetivo de lograr un mayor dinamismo cultural y económico, el gobierno local postuló a Valparaíso al programa de sitios Patrimonio de la Humanidad de Unesco. No fue hasta julio de 2003, durante la XXVII Reunión Ordinaria del Comité del Patrimonio Mundial celebrada en París, que se integró un sector del área histórica de la ciudad-puerto en la Lista del Patrimonio Mundial, sobre la base de que representa un testimonio excepcional de la primera fase de la globalización de fines del siglo XIX, cuando se convirtió en el principal puerto comercial de las rutas marítimas de la costa pacífico de América del Sur.

La Joya del Pacífico, como también se conoce a Valparaíso, es un sitio admirado por su riqueza cultural, arquitectónica y urbanística, donde confluyen y se entremezclan la arquitectura colonial española y la victoriana adaptadas a la singular topografía de la ciudad puerto, la que solo durante el 2019, según cifras del Anuario de Turismo, atrajo a un total de 1.201.374 turistas nacionales y 212.085 extranjeros.

Sin duda la inscripción de Valparaíso como Patrimonio de la Humanidad significó una nueva oportunidad de crecimiento y revitalización de la ciudad, que de la mano del municipio y del gobierno regional, permitió dar un impulso a la promoción del turismo cultural y patrimonial, pero al mismo tiempo planteó desafíos importantes en torno a cumplir las expectativas de los turistas, existiendo a veces una relación conflictiva entre la preservación del patrimonio y la actividad turística.

El transporte, en particular, puede jugar un papel determinante en la sostenibilidad de ciudades Patrimonio de la Humanidad como Valparaíso, muchas de estas se fundaron antes de la era del automóvil y comparten una forma compacta, una combinación de usos y necesidades de transporte multimodal para visitantes y residentes, especialmente para caminar. El modo de transporte utilizado para visitar la ciudad podría poner en peligro no solo la satisfacción experimentada por los turistas, sino también la calidad de vida de los residentes.

Sorprendentemente, existe una serie de “tabúes de transporte” que impiden la implementación de políticas más ecológicas en ciudades patrimoniales. Además, existe muy poca investigación relacionada con los problemas asociados al transporte, la información académica es prácticamente nula en la mayoría de los sitios Patrimonio de la Humanidad de los países latinoamericanos.

Para contribuir a reducir este déficit de conocimiento, un equipo de investigación realizó el primer investigación que analiza la relación entre el modo de transporte de acceso y la satisfacción de los visitantes de Valparaíso. El estudio, en el que participan los investigadores de la Universidad Autónoma de Chile Roberto Moreno y Fernando Oyarce, brinda conocimientos interesantes para el marketing y desarrollo de campañas que refuercen la imagen sustentable o verde de Valparaíso.

Para la investigación se aplicó un cuestionario que contenía escalas basadas en atributos, que miden la importancia y / o desempeño de un conjunto de indicadores (tangibles e intangibles) del producto turístico de destino, incluyendo 16 atributos de satisfacción para medir la relación entre el modo de transporte de acceso y la satisfacción de personas que visitaron Valparaíso. Las respuestas se evaluaron en una escala Likert de 5 puntos distribuidos entre dos puntos extremos, 1 (no satisfecho en absoluto ) y 5 (muy satisfecho).

El cuestionario se administró en 5 localidades que se encuentran entre los principales atractivos de la ciudad de Valparaíso: 1) Sector Portuario; (2) Ascensor Cordillera; (3) Plaza Sotomayor; (4) Ascensor Concepción; y (5) Paseo Yugoslavo. En total se completaron 421 cuestionarios válidos, es decir respondidos por personas que cumplían el criterio de haber permanecido al menos cuatro horas en la ciudad sin pernoctar (visitantes) o al menos la mitad del tiempo de duración del viaje (turistas) durante los meses de septiembre a diciembre de 2015.

La muestra estuvo formada por un 50,6% de hombres y un 49,2% de mujeres y más de dos tercios de los encuestados tenían menos de 50 años. El nivel de estudios de los visitantes fue alto, el 50,8% de los encuestados declaró tener un título universitario, y esta cifra fue mayor entre los visitantes extranjeros (71%). En cuanto al país de origen de la muestra, algo más de la mitad de los turistas eran de Chile y el origen más común fue Santiago. Los argentinos y los estadounidenses fueron los grupos más grandes entre los extranjeros.

Para el grupo de turistas encuestados, los atributos más satisfactorios fueron: belleza, cocina, restauración y tradición, siendo los primeros dos atributos los que obtuvieron la máxima calificación de ‘muy satisfecho’. Por otro lado, los atributos que se consideran menos satisfactorios son: Accesibilidad, alojamiento, seguridad y limpieza, siendo este último atributo el de más baja puntuación. En análisis de la motivación de la visita a Valparaíso, en cuanto si es de ocio o no, revela que los turistas de ocio muestran más satisfacción en casi todos los atributos a excepción de la accesibilidad.

Por otro lado, el análisis también revela tres atributos que se consideran “no satisfechos en absoluto” para algunos segmentos: guías, barrio histórico y limpieza. Estos resultados relevan, por ejemplo, la necesidad de implementar cursos de capacitación para la formación de guías turísticos profesionales como una forma de mejorar los resultados observados.

La mayoría de los encuestados utilizó el autobús (51,8%) y el tren (23%) como medio de transporte principal para llegar a la ciudad puerto. El estudio  concluye que los visitantes que viajan en autobús constituyen el segmento más satisfecho, mientras que los que viajan en autos de alquiler son los menos satisfechos. Estos resultados demuestran que el modo de transporte tiene un efecto moderador sobre la satisfacción de los turistas, lo que tiene importantes implicancias para gestión turística de Valparaíso.  

El sector turístico ha sido el más golpeado durante la pandemia de Covid-19 y constituye un pilar importante de la economía regional, en este escenario los hallazgos de este estudio  adquieren especial relevancia y pueden ser utilizados estratégicamente por las autoridades de Valparaíso, los diferentes actores involucrados en el desarrollo de los productos turísticos y encargados de marketing, para diseñar campañas eficaces para reactivación del sector, por ejemplo, mejorando la imagen sostenible de Valparaíso con la promoción de la idea de que los visitantes no necesitan un automóvil para visitar la ciudad, contribuyendo a la reducción de emisiones de CO2 en algunos de los principales atractivos patrimoniales.  

Aunque los autores del estudio advierten que los resultados no se pueden generalizar fácilmente, sin duda contribuyen significativamente a la limitada corriente de literatura dedicada a comprender los efectos moderadores que tienen los modos de transporte de acceso en la satisfacción del turismo de sitios Patrimonio de la Humanidad de los países latinoamericanos.

Menú
X