Si alguna vez te has preguntado como se ve el sol, y si se puede mirar directamente, este ciclo de observaciones solares te permitirá responder esas preguntas. En las cuatro sedes de la universidad autónoma de Chile se podrán hacer observaciones seguras del Sol y aprender sobre el “astro rey”.

Durante el mes de noviembre tendremos cuatro eventos de observaciones solares que se realizarán en Temuco, Talca y Santiago (puedes ver más detalles de lugares y horarios aquí). La razón de estas observaciones es que el 2 de julio de 2019 y el 14 de diciembre

de 2020 se podrán ver eclipses de sol en todo el territorio nacional y, en la región de Coquimbo y La Araucanía, estos eventos serán eclipses totales. 

Como Centro de Comunicación de las Ciencias queremos involucrarnos divulgando, educando y organizando actividades de aprendizaje y valoración en torno a estos eventos que la naturaleza programa de cuando en cuando.

La iniciativa de comunicación científica se llama “Lai Antü: experimenta el eclipse” y nuestra primera actividad es el ciclo de observaciones solares. 

Lo principal que queremos destacar es la importancia de observar el sol de forma segura y para ello es muy importante usar implementos especiales para este fin. Observar el sol directamente o con elementos no diseñados para ello puede generar daños irreversibles en la retina.

El nombre “Lai Antü” viene del mapudungun y significa, literalmente, “la muerte del sol”, ya que durante un eclipse total el brillo del sol es eclipsado por la luna. Decidimos esta denominación mapuche pues queremos aprovechar de divulgar otras formas de percibir un evento astronómico tan importante, en particular la que tienen y tenían los mapuche.

En este ciclo de observaciones los asistentes podrán disfrutar y 
mirar el sol de forma segura, con lentes diseñados para ello. Además, dispondremos de telescopios especializados para observar el sol y de esta forma destacar algunas de sus características más importantes como manchas solares, fulguraciones, granulación y erupciones. Estos telescopios funcionan con un filtro de luz especial llamado H alfa que, con su tonalidad rojiza, solo permite pasar un color de luz muy particular producido por el átomo de hidrógeno. Esta particularidad permite lograr un gran contraste en las imágenes.

No se pierdan la posibilidad de participar en esta actividad y de poder mirar directamente a nuestro astro rey.

Menú
X