Cómo comunicar ciencia en Europa: la mirada de tres museos

Sala de "Astronomía" del Palais de la découverte o "Palacio del descubrimiento" en París. El espacio cuenta con maquetas de planetas e instrumentos espaciales.

  


Reportaje Nadia Politis

29 de junio 2018

El Science Museum de Londres, el Palais de la découverte en París y el Deutsches Museum en Múnich buscan comunicar ciencia de manera efectiva, apoyados en el arte y la experimentación.

Cómo atraer, impactar y concientizar son parte de las consignas que se instalan por estos días en Europa. Para un público ya acostumbrado a exposiciones de grandes dimensiones, la Microbiología o Ciencias planetarias parecieran no tener muchas posibilidades. Sin embargo, en el turístico barrio londinense de South Kensington, el Science Museum potencia las galerías interactivas y películas.

El audiovisual Hubble 3D, narrado por Leonardo DiCaprio, detalla el impacto del Telescopio Espacial Hubble en la investigación astronómica. Para dimensionar el tamaño de la pantalla, el Science Museum afirma que "la altura de la pantalla IMAX es tan extensa como cuatro buses de dos pisos, mientras que 64 taxis podrían estar estacionados en ella". Apoyados en la tecnología de lentes de realidad virtual, Space Descent VR with Tim Peake presenta una experiencia de 360° dentro de una cápsula Soyuz, tomando el caso del astronauta Tim Peake que pasó seis meses a bordo de la Estación Espacial Internacional (ISS).

Los visitantes del Science Museum en su mayoría son turistas y familias. Público que dista con los cientos de estudiantes que repletan el Palais de la découverte de París, que orienta sus exposiciones, de avances científicos y técnicos, a la experimentación. Cuenta con un planetario, exposiciones permanentes y temporales, como una del químico Louis Pasteur  en una carpa de circo, que estará hasta agosto de 2018. En la exposición incorporan la música, arte y audiovisual para exponer sus contribuciones a la disciplina.

Como periodista científica tuve la posibilidad de acceder al museo de forma gratuita, sin embargo, la entrada general es de 9 Euros y 7 para estudiantes. La experiencia cumple con las expectativas, pero pareciera que el público adolescente buscara una mayor interacción. El espacio contempla menos pantallas táctiles, videos y audios que su par londinense.

Londres (1).jpg
El acceso al Science Museum de Londres es gratuito y con sus cuarenta salas busca acercar a visitantes y turistas temáticas como la biología, los viajes espaciales y la medicina.
Londres (3).jpg
La exposición Superbugs: The Fight For Our Lives estará disponible hasta marzo de 2019 . La muestra interactiva  habla sobre la resistencia a los antibióticos y cómo las "superbacterias" han evolucionado.
Paris (2).jpg
El Palais de la découverte o "Palacio del Descubrimiento" recibe en promedio 600 mil visitantes cada año y cuenta con un planetario con presentaciones solo en francés.
Paris (3).jpg
Las exposiciones permanentes del Palais de la découverte cuentan con salas de Química, Geociencias, Física, Astronomía y Matemáticas. La sala de Pi, con sus 704 decimales en el muro, es una de las más concurridas.
Munich (5).jpg
El Deutsches Museum, ubicado en la ciudad de Múnich (Alemania), es considerado como uno de los más grandes del mundo en su tipo, y entre sus exposiciones incluye temáticas como la imprenta, el ferrocarril, la aviación y navegación.

En Múnich, Alemania, el Deutsches Museum, ubicado en la ribera del río Isar, convoca por los mitos que existen en torno a su privilegiada estructura ya que "se estima que para recorrer la totalidad del museo es necesario invertir alrededor de 8 días".

El museo tiene ocho pisos y con la ayuda de un mapa el recorrido es mucho más expedito. Cada salón está dividido en temáticas relacionadas con radioaficionados, minería, informática, metales, aeronáutica y navegación. Sorprende la envergadura de navíos y barcazas de todas las épocas, lo que permite una mayor conexión de contenidos científicos.

Conversando con los visitantes de los tres museos, queda la sensación que las visitas guiadas, la posibilidad de acceder a contenidos en distintos idiomas y la oportunidad de interactuar con los soportes, son las principales expectativas de los asistentes. Sin embargo, el uso de mayor tecnología, pantallas táctiles y actividades grupales surgen como una necesidad. Una interrogante que, para Chile, puede abrir un gran espacio de ideas en la compleja tarea de divulgación de las ciencias.

Nadia Politis
Por Nadia Politis
Fotografías: Centro de Comunicación de las Ciencias

29 de junio 2018

Relacionadas

Fotorreportaje Cómo comunicar ciencia en Europa: la mirada de tres museos. El Science Museum de Londres, el Palais de la découverte en París y el Deutsches Museum en Múnich buscan comunicar ciencia de manera efectiva, apoyados en el arte y la experimentación.