Teletrabajo y salud mental positiva: Un equilibrio necesario en contexto de pandemia

El teletrabajo puede describirse como una forma de organizar y ejecutar una determinada función o actividad profesional fuera de las instalaciones definidas por el empleador (habiendo de por medio un contrato de trabajo o prestación de servicios), utilizando las diferentes tecnologías de las información y la comunicación (en adelante TICs). En este sentido, se ha observado que el teletrabajo tendría implicancias positivas para los objetivos de una organización, tales como mayor productividad, menor rotación de personal, promoción de la autonomía y la ética profesional de los empleados, autoresponsabilidad, digitalización de los procesos administrativos, etc. No obstante, y en vista a la pandemia provocada por el COVID19, en el que nuestro país se encuentra viviendo una cuarentena progresiva y aislamiento social (suspensión de clases en sistema educativo, priorización del teletrabajo por sobre actividades presenciales, estado de excepción constitucional y toque de queda nacional), implementación de barreras sanitarias e incluso el cierre total de aquellas localidades y ciudades en las que se ha detectado un brote de contagios (Puerto Williams y Región del Ñuble por ejemplo), conviene preguntarse ¿de qué manera se podría armonizar la progresiva utilización del teletrabajo y la educación a distancia, en un contexto de pandemia mundial? ¿Cómo proteger la salud mental de las personas cuando enfrentan múltiples requerimientos virtuales?

Dr. Eduardo Sandoval Obando Investigador asociado al Instituto Estudios Sociales y Humanísticos (IdeSH), Facultad de Ciencias Sociales y Humanidades, Universidad Autónoma de Chile.

En primer lugar, es importante señalar que la rápida propagación del COVID19 se ha convertido en una pandemia en la que se ve amenazada la vida de muchas personas, por lo que el temor al contagio agrava la situación existente, estimándose un incremento de la incidencia de manifestaciones emocionales y trastornos mentales, de acuerdo al nivel de riesgo y vulnerabilidad por el que nuestro país está pasando. Sin embargo, es necesario explicitar que no todos los signos y síntomas que se presenten podrán calificarse como un trastorno de salud mental; muchas serán reacciones normales ante una situación anormal y ante la que aún existe mucha incertidumbre respecto a su abordaje y tratamiento.

En segundo lugar, existen organismos técnicos especializados (OMS; OPS; OIT; ACHS; etc.) que han comenzado a divulgar información valiosa para que las personas que están desarrollando actividades profesionales y/o académicas a distancia puedan organizarse y establecer una rutina adecuada que armonice su vida en el contexto de cuarentena.

En tercer lugar, y a modo de recomendación es plausible aportar un conjunto de recomendaciones valiosas para la protección de la salud mental durante esta pandemia, entre ellas:

  • Equilibrio entre el trabajo y la vida familiar: Procurar la mantención de una rutina semi-flexible que organice armónicamente el teletrabajo con la vida familiar; procurando el respeto a las horas de trabajo regulares; salvaguardando el tiempo libre y el tiempo familiar. Puede ser tentador trabajar más mientras tiene su trabajo en casa, sin embargo, también puede ser perjudicial para su salud y bienestar, así que cumpla con un horario con límites saludables.
  • Establezca un lugar ordenado y cómodo para el teletrabajo: Escoja un lugar ordenado en el que tenga los elementos básicos para cumplir con las actividades comprometidas. Además, dentro de su rutina diaria incorpore ?pausas saludables?, entendido como aquellos momentos de relajación u ocio (para descansar, relajarse, tomar aire o comer algo), y no momentos para realizar actividades domésticas.
  • Flexibilidad y actitud optimista frente al contexto actual: Promover un ambiente (familiar y laboral) que fomente una actitud positiva, flexible y optimista respecto a la situación actual. Es tarea de todos/as apoyarnos/as y colaborar en el autocuidado y la protección personal de todos/as durante la cuarentena preventiva que atraviesa Chile y el mundo.
  • Sea proactivo con su salud y refuerce hábitos de vida saludable: Procure mantener al menos tres comidas diarias, velando porque el desayuno sea antes de iniciar la jornada laboral, el almuerzo a mitad de la jornada, y la comida al finalizar el día; duerma lo suficiente; mantengase hidratado/a;
  • Mantenga hábitos de higiene permanentes: Lavese las manos con jabón durante 40 segundos; priorice la higiene personal y limite el contacto con otras personas: es imprescindible para evitar la propagación del virus. En caso de ser posible, use desinfectante para manos regularmente; Use un pañuelo desechable para cubrirse cuando estornude o tenga tos, o cuando no esté disponible, tosa o estornude en su codo; desinfecte con toallitas antibacterianas áreas donde vive y trabaja. Quedese en casa.
  • Sea creativo para mantenerse ?conectado?: comparta consejos con compañeros de trabajo y amigos sobre lo que funciona bien para usted y aliéntelos a hacer lo mismo. Proponga nuevas ideas, planifique una ?reunión social virtual? para hacer ejercicio juntos; compartan anecdotas, conectese virtualmente con familiares periodicamente, etc.
  • Apoyo y comprensión hacia los niños/as y jóvenes: Fuera de su jornada de teletrabajo, ayude a los niños/as a encontrar formas positivas de expresar sentimientos que podrían emerger durante la cuarentena, como el miedo, la frustración o la tristeza (recuerde que ellos también estarán algo abrumados con los deberes escolares). Cada niño tiene su propia forma de expresar emociones. En dicho contexto, procure incorporar al interior del hogar, estrategias creativas en las que todo el grupo familiar participe, tales como jugar y dibujar, juegos de mesa, lectura de cuentos o disfrutar de una película; posibilitando un ambiente seguro y de apoyo para la expresión de las emociones. No olvide que los niños/as pueden responder al estrés de diferentes maneras (siendo muy demandantes, ansiosos, retraídos, enojados o agitados, etc.). Responda a las reacciones de su hijo de manera solidaria, escuche sus inquietudes y entreguele contención, afecto y apoyo.

Finalmente, esté informado de lo que ocurre en su comunidad. El conocimiento es poder, y es bueno mantenerse actualizado sobre el progreso realizado en la lucha contra el COVID19. Manténgase informado sobre las últimas actualizaciones y directrices preventivas dispuestas en el lugar donde reside, a través de fuentes oficiales, tales como la Organización Mundial de la Salud (OMS), Ministerio de la Salud o Presidencia de la República.

Menu
X