Los 7 mitos más comunes sobre la vacuna de la influenza

El 16 de marzo el Ministerio de Salud lanza a nivel nacional la campaña de vacunación para la influenza, este año en un contexto especial, manteniendo activo el brote internacional de coronavirus. Especialistas de la Universidad Autónoma de Chile recomiendan anticiparse y vacunarse lo antes posible.

Grupo de Virólogía de la Universidad Autónoma de Chile

«La situación del hemisferio norte nos permite adelantar un invierno difícil en temas de enfermedades respiratorias. No solo por el aumento del número de pacientes y personas hospitalizadas, sino que también por el inicio precoz de los casos de influenza» comenta la microbióloga, Dra. Daniela Toro.

Ante este escenario, el Ministerio de Salud adelantó la campaña de vacunación, la que comenzará el 16 de marzo y que ampliará la cobertura a los niños/as hasta 10 años y todas las embarazadas. Según reportes del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) en Estados Unidos son más de 34 millones de personas contagiadas con el virus influenza, 350.000 hospitalizaciones y 20.000 fallecidos, de los cuales 136 son niños/as, datos actualizados al 29 de febrero de 2020.

«Es fundamental que la población tome decisiones basadas en evidencia científica. Acceder a información de calidad permite tanto la prevención como un correcto actuar frente a situaciones de salud pública. En Chile tenemos especialistas de calidad en áreas sensibles que están trabajando para mejorar la calidad de vida de las personas» analiza el vicerrector de Investigación y Postgrado de la Universidad Autónoma de Chile, Dr. Iván Suazo.

Estos son, según el Grupo de Virología de la Universidad Autónoma de Chile, los principales mitos en torno a la vacunación:

Mito 1: La vacuna produce influenza
No. La vacuna de la influenza es hecha con un virus inactivado que no puede transmitir la infección. La gente que se enfermó justo después de recibir la vacuna probablemente ya estaba enferma, no necesariamente por influenza sino por otros virus respiratorios.

Mito 2: Estás protegido desde que te vacunas
No. Toma al menos dos semanas tener protección contra la influenza. Por eso las campañas de vacunación se inician temprano, antes de que comiencen los casos de la enfermedad. Mientras antes mejor.

Mito 3: No es necesario vacunarse todos los años
El virus de la influenza cambia año tras año. Por eso es necesario proteger específicamente contra la variedad que circula durante este invierno.

Mito 4: Las personas resfriadas no pueden vacunarse
Una persona resfriada puede vacunarse. En el caso de tener fiebre es recomendable hacerlo una vez que el cuadro febril pase.

Mito 5: La gente saludable no necesita vacunarse
Falso. La recomendación es que la mayor parte de la población se vacune contra el virus de la influenza cada invierno. Por ejemplo, la influenza H1N1, que circuló en 2009, afectó en gran medida a jóvenes y gente de mediana edad, personas saludables.

Mito 6: Es mejor el contagio que administrarse la vacuna
Falso. La influenza es una enfermedad que puede presentar complicaciones graves, que pueden requerir hospitalización e incluso llevar a la muerte. Por lo mismo, para proteger a todos/as, la vacunación preventiva es siempre la mejor opción.

Mito 7: El año pasado me vacuné e igual me dio influenza
Es posible enfermarse de influenza a pesar de estar vacunado/a. Sin embargo, los estudios indican que las complicaciones graves en personas vacunadas disminuyen considerablemente. Durante el invierno de 2019, en Chile, ninguno de los fallecidos/as a causa de virus influenza había sido vacunado/a.

Menu
X