Combatir la contaminación del aire y mejorar la calidad de vida, mientras se ahorra dinero es posible, según un nuevo estudio sobre medioambiente realizado en la ciudad de Temuco.

En Chile la contaminación ambiental es un problema grave. El ministerio del medio ambiente estima que cerca de 10 millones de personas están expuestas a un niveles peligrosos de contaminación atmosférica, principalmente material particulado PM2.5 muy por

encima de los estándares de calidad de aire internacionales.

Basta con permanecer en la ciudad de Temuco un día frío, para poder sentir en el aire un olor a madera y humo. Esta ciudad del sur de Chile ha sido calificada por las autoridades nacionales como saturada de partículas en suspensión.
En lugares donde el frío es algo frecuente, como Temuco, la calefacción tanto domiciliaria, como en lugares de trabajo es necesaria. En esta ciudad, un 80% de los hogares utiliza madera o leña como principal fuente de energía para calefacción, esto genera una gran contaminación ambiental. Calefaccionar con leña genera CO2, uno de los principales gases responsable del efecto invernadero, y también material particulado, que queda en suspensión, y resulta dañino para la salud de las personas.

¿Que consecuencias tiene para el ser humano este tipo de contaminación?

Además de la emergencia climática que afecta al mundo, la contaminación genera un aumento de enfermedades respiratorias crónicas, enfermedades cardíacas (como isquemia e infarto), cancer pulmonar y traqueobronquial, y diabetes mellitus por mencionar algunas.
Además también existen accidentes de tránsito atribuibles a la reducción de la visibilidad por la presencia de partículas en suspensión.

La pregunta lógica es, ¿Por qué se sigue usando leña como principal fuente de energía para calefaccionar los hogares? La respuesta es sencilla: por el bajo costo de la leña.

temuco_clinic2
La visibilidad reducida es responsable de accidentes de tránsito y enfermedades. Crédito de imágen The Clinic

Pero ¿es realmente más barato usar leña que otras formas de calefacción?

Esta fue la pregunta que motivó a investigadores de la Universidad de Sevilla y la Universidad Autónoma en Temuco, para elaborar un estudio considerando, a parte del costo de la leña, los costos asociados a los daños a la salud por este tipo de calefacción, junto con el impacto en el uso de suelos, y también en accidentes viales producto de visibilidad reducida.

«Reducir el consumo de leña permitirá disminuir las emisiones contaminantes en el interior de los hogares, la deforestación como consecuencia de la baja en los requerimientos de leña y los accidentes de tráfico, al atenuar los problemas de visibilidad asociados al smog producido por las partículas en suspensión emitidas por chimeneas a leña» señaló uno de los autores y líder de la investigación, Dr. José Manuel Cansino, director de la Cátedra de Economía de la Energía y Medio Ambiente de la Universidad de Sevilla y profesor asociado de la Universidad Autónoma de Chile.

El estudio, publicado en el último número de la revista internacional Sustainability, mide el impacto de la contaminación sobre la salud de las personas a través del número de muertes atribuibles, y los años de vida perdidos a consecuencia de los factores de riesgo analizados.

Los costos asociados a salud, los que incluye muerte y enfermedades, se determinaron a través de dos metodologías, una es el deseo de pagar por una vida estadística, que estima el beneficio de prevenir una fatalidad, y depende de cada país y la otra es un enfoque en el capital humano, que se centra en la pérdida de la contribución económica debido a la productividad de cada individuo.

Según la investigación el costo monetario asociado a problemas de salud asciende aproximadamente a 30 millones de dólares (13.7 millones de dólares en hombres y 16.3 en mujeres) en el caso de la metodología basada en el análisis del costo de vida estadístico. Respecto a la contribución económica, el análisis estima un costo de 19.3 millones de dólares (12.3 millones de dólares en caso de hombres y 7 millones de dólares en el caso de las mujeres).

A lo anterior se debe sumar el costo total de accidentes de tránsito, monto que según los autores asciende a unos 76.7 millones de dólares.

solar_panel
Esquema de los paneles solares, baterías y calefactores eléctricos para reemplazar el uso de leña y disminuir contaminación ambiental. Crédito

Para analizar el uso de calefacción eléctrica alimentada por paneles fotovoltaicos y baterías, los investigadores tomaron como referencia un kit solar de 5.000 W y 48V, teniendo en cuenta las horas de radiación solar promedio de Temuco y la época del año. Los paneles solares, equipados de ocho baterías, alimentan dos bombas de calor en cada hogar, con un funcionamiento promedio de seis horas diarias en los días de frío. Se calculó el costo de compra e instalación de estos equipos, así como también, la contaminación producida por la fabricación de estos dispositivos y los costos de su traslado desde China a Chile.

Al considerar todos los factores descritos anteriormente, el cambio desde la calefacción a base de leña a calefacción eléctrica usando energía solar, los autores estimaron:

Ahorro de al menos 12 millones de dólares, por concepto de enfermedades, asociados a la primera metodología o casi 8 millones de dólares en el caso de la segunda metodología que considera la productividad económica de las personas. Finalmente, el ahorro en accidentes viales se estimó en al menos unos 30 millones de dólares.

Con respecto a la implementación de esta nueva forma de calefacción en Temuco el Dr. José Manuel Cansino comentó:

«Los requerimientos de superficie de instalación del sistema solar no lo hacen compatible con todas las viviendas de Temuco, pero sí con un porcentaje muy alto, concretamente con el 41,7 % de los hogares»

Los autores del estudio concluyen con una recomendación. «Dado el ahorro estimado, recomendamos que los fondos que no serán requeridos para la salud de las personas, sean destinados a subsidios parciales para la compra e instalación de estos sistemas, mejorar los cuidados de otras enfermedades, así como también para mejoras viales»

Menu
X