Ciencia abierta: democratización del conocimiento

El Día Mundial de la Ciencia para la Paz y el Desarrollo este año tiene por lema ?ciencia abierta, no dejar a nadie atrás? como forma de apoyar un creciente movimiento mundial que busca que la investigación y datos científicos sean accesibles para todos. Meta difícil de alcanzar si seguimos fomentando desde el mundo científico el negocio de las revistas. En 2018 Elsevier -el editor académico más grande del mundo- tuvo una ganancia operativa cercana a los US$ 3.2 mil millones, un negocio que financiamos también desde Chile. Según la ley de presupuesto 2019, el país destinó alrededor de US$14 millones para el acceso a información Electrónica para Ciencia y Tecnología, es decir para acceder a revistas indexadas.  

Dr. Juan Carlos Beamin Astrónomo y coordinador científico Centro de Comunicación de las Ciencias Universidad Autónoma de Chile

Para que la investigación sea realmente democrática e inclusiva debemos desde la academia exigir que al menos, las investigaciones financiadas por el Estado sean de libre acceso para todo el público, como lo implementará Europa con el ?Plan S? desde 2020. Además de mejorar los mecanismos y lenguajes de difusión de la ciencia. Las revistas son solo una forma de acceder al conocimiento científico, no la única. El imperio de las revistas es posible por un sistema científico que lo valida.

Carta publicada enLa Segunda

 

 

 

Menu
X